290x290_reduccionA quien madruga dios le ayuda y por eso a las 7am estás ya en la carretera a ver si no pillas atascazo.

Tu jornada es intensiva, esto es, de 8 a 8.

Te hablan de “conciliación” y tú deseas que esa señora se pase algún día por casa a saludar.

Cada día sueñas con trabajar menos horas. Tú eres de los que vive para trabajar, pero te gustaría trabajar para vivir.

Si estás dispuesto a ganar un poquito menos para vivir un poquito más, te contamos cómo hacerlo.

Verdades de la reducción de jornada

Hay 3 situaciones en las que puedes pedir una reducción de jornada a tu empresa y tiene obligación de concedértela:

  1. Si tienes hijos menores de 12 años o familiares hasta segundo grado de parentesco que por razones de edad, accidente o enfermedad no puedan valerse por sí mismos y no tengan actividad remunerada.
    • Podrás reducir entre 1/8 y la mitad de la jornada. Tú decides cuánto.
    • Tú elijes en qué horas de tu jornada ordinaria no vas a trabajar (siempre que no suponga un conflicto con la marcha del trabajo).
    • Tu salario se verá reducido proporcionalmente a tu jornada de trabajo (tanto el salario base como los complementos).
  2. Con hijos menores de 18 años discapacitados con alguna enfermedad grave (cáncer por ejemplo) que necesiten hospitalización o tratamiento prolongado.
    • Podrás reducir  entre un 50% y un 100% la jornada laboral. Tú decides cuánto.
    • Podrías acumular las horas y no trabajar durante días completos si así lo contempla tu convenio colectivo.
  3. Víctimas de violencia de genéro o terrorismo: las condiciones de este punto deberían estar recogidas en tu convenio colectivo.

Pero que no te corresponda por ley no quiere decir que no puedas pedirla y que la empresa no vaya a concedértela, siempre que haya acuerdo entre ambos pero eso sí, sin las protecciones especiales que tienen las reducciones anteriores. Así que cuidado: además es muy probable que tu empresa transforme tu contrato a jornada completa en uno a tiempo parcial y esta fórmula puede dejarte más expuesto a nuevas modificaciones propuestas por la empresa.

Consejo Consumity: Notifica la reducción de jornada por escrito (horario y período de disfrute) y verifica en la Tesorería de la Seguridad Social que el concepto de dicha reducción es por cuidado de hijos o familiares, si es tu caso, por si acaso se equivocan y modifican las condiciones del contrato de tiempo completo a tiempo parcial.

Mentiras de la reducción de jornada

  • Disminuirá tu prestación por desempleo: FALSO. Se considerará el 100% de la base reguladora como si hubiera mantenido una jornada completa.
  • Disminuirá mi jubilación: FALSO a medias. Durante los 2 primeros años de reducción de jornada se contará como que el trabajador hubiera cotizado al 100% y luego ya la reducción será proporcional a la reducción de la jornada.
  • Si mi pareja no trabaja no puedo cogerme la reducción de jornada: es FALSO aunque tuviera tiempo a montones. Se trata de un derecho individual de cada trabajador.
  • Si solicito la reducción de jornada me despedirán: FALSO desde el momento que la solicitas formalmente. El trabajador estará especialmente protegido y no podrá ser despedido mientras dure el permiso (a menos que se demuestre que es un despido procedente por otros motivos).