290x290_blackfridayTu nivel de inglés no da de sí para ver una serie sin subtítulos. Y lo sabes. Pero eso no evita que en inglés todo suene mejor. Primero dejaste de salir a correr para convertirte en runner, luego descubriste que era muy cool celebrar Halloween y últimamente te has vuelto un adepto del Black Friday.

El Black Friday y la iluminación navideña marcan el pistoletazo de salida para dar rienda suelta a esos Reyes Magos que todos llevamos dentro. Porque los Reyes somos los hijos.

El hermano americano de nuestras rebajas de toda la vida tiene como anzuelo la proximidad de la Navidad y como particularidades que afecta solo a una serie de productos y la inmediatez -ahora o nunca… aunque sabemos que el Cyber Monday traerá una segunda oportunidad para despilfarrar.

Decálogo para un Black Friday de color de rosa

Como no podía ser menos, en Consumity sabemos qué hacer para que compres con cabeza. Por eso, en vez de tips, para que te enteres bien, te traemos nuestros consejos en castellano:

  1. Las compras impulsivas nunca fueron buenas. Haz tu carta a los Reyes Magos. Piensa, medita, haz un par de posturas de yoga si hace falta… y compara antes de comprar a lo loco.
  2. Los productos rebajados deben tener la misma calidad de siempre, la norma no permite que se vendan como rebajados los patitos feos o productos defectuosos.
  3. Junto al precio rebajado siempre tiene que figurar o el precio original, el porcentaje de la rebaja o las dos cosas. Si no, ¿cómo sabes que realmente hay una rebaja?
  4. Durante unas rebajas, la tienda puede aplicar algunas condiciones especiales (no aceptar pago con tarjeta, cambiar su política de devoluciones…), pero deben anunciarlo clara y visiblemente para que hasta los más miopes se enteren.
  5. Al comprar en persona solo están obligados a devolverte el dinero si lo que compras tiene algún defecto de fábrica. Aunque la mayoría de las tiendas dan un plazo para darte cuenta de que ese jersey no pega ni con Lady Gaga.
  6. Si pasas de tumultos y prefieres comprar a golpe de clic tendrás 14 días para arrepentirte y devolver el producto sin dar explicaciones. Para pagar recomendamos usar tarjeta prepago, tarjeta de crédito o Paypal.
  7. El tique (o ticket, para que nos entiendas) es tu llave para reclamar: consérvalo. Y si lo tienes muy claro, no seas cutre y recíclalo en el contenedor azul.
  8. Están obligados a darte una Hoja de Reclamaciones si la pides. Debes rellenarla por triplicado: una para ti, otra para ellos y una tercera que deberás presentar en la Oficina de Consumo.
  9. Comparar es ahorrar. Puedes encontrar el mismo producto a precios muy diferentes o incluso un producto con mejor relación calidad/precio. Si necesitas ayuda, no es por presumir pero en OCU llevamos 40 años comparando.
  10. Si eres socio de OCU podrás disfrutar de un Black Friday vitalicio utilizando OCU Plus.

Si no tienes paciencia para comparar páginas web o te agobian las colas en las tiendas, nosotros nos ocupamos. En nuestros comparadores tienes la opción de localizar el producto que te interese, y pedir que te avisen cuando baje de precio. Si te interesa, clic aquí.

Subidas disfrazadas de rebajas: Yo no soy tonto

Es habitual hinchar los precios los días previos al Black Friday para bajarlos posteriormente y conseguir la ficción de un descuento. Algo así como cuando después de ser un demonio todo el año, te volvías angelical los días previos a Reyes para luego estrenar año nuevo con maldad nueva, ¿te suena la estrategia?

Como cada año, nosotros monitorizaremos los precios para ver si las rebajas son reales. En 2016 encontramos que apenas un 13% de los productos bajaron su precio, y que la tendencia fue una subida de precio que ronda el 2%.

Además, en OCU tenemos la lupa puesta sobre los precios desde el 24 de octubre para contarte si las rebajas de Black Friday de este año tienen más de marketing o de realidad, para detectar subidas disfrazadas de bajadas y para desenmascarar a los comercios que traten de engañarte. Porque sabemos que te pone negro que te tomen el pelo, sea viernes o lunes.

Si detectas alguna mala praxis durante el Black Friday, cuéntanoslo en los comentarios.

Noticias relacionadas