290x290_inmo-mafiaVas a alquilar piso y todo parece ir bien. Es lo que estabas buscando y el precio te cuadra. El bajón llega cuando te dicen que te toca pagar una comisión a la agencia que te lo ha enseñado.

La comisión es un mes entero de alquiler. Preguntas: ¿eso no debería pagarlo el casero? Te responden: un mes entero más el 21% de IVA.

Y aún no sabes lo peor: en algunos casos la agencia también se lo cobra al casero. Sí, les mola el doble cobro.

Mientras tanto, tú haces cuentas y ya no te salen: el primer mes de alquiler, la fianza, la comisión… Esta casa es una ruina.

Eso debería pagarlo el casero

Es el propietario del piso el que tiene un contrato con la agencia. Ellos trabajan para él, para encontrarle un inquilino, y lo lógico es que sea el propietario quien les pague por sus servicios.

Tú no has llamado a la agencia, simplemente te les has encontrado por el camino al responder a un anuncio. ¿Por qué tienes que pagarles tú?

Además, si llamas a la agencia cuando tengas algún problema (por ejemplo: la caldera no funciona) ellos mismos te dirán que llames al casero, que ellos ya hicieron su trabajo al poneros en contacto.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lo que dice es que la agencia debe cobrar su comisión por el trabajo realizado, por supuesto, pero paga quien la haya contratado (casi siempre el casero).

El abuso del doble cobro

En los casos en que la agencia le cobra al casero pero también al inquilino, estamos ante un atropello que por desgracia aún no es castigado por la ley.

La excepción es Cataluña, donde la Ley Catalana de Derecho a la Vivienda prohíbe esta mala práctica (salvo que exista un acuerdo expreso).

El truco de la hoja de visitas

Cuando vas a ver un piso (ya sea para alquilar o comprar) es muy habitual tener que firmar una hoja de visitas. En la agencia te dicen que es “para el jefe, para que vea que trabajamos”, o bien para demostrarle al propietario que están enseñando su piso.

El problema es que algunas hojas de visitas tienen una letra pequeña al final. Y lo que estás firmando es que aceptas pagar tú la comisión.

Ve con cuidado con lo que firmas, hay que leerlo todo, pero incluso si te la lían este truco no cuela: ese documento no es un contrato y ya ha habido sentencias dando razón al inquilino.

Consejo Consumity: si de todas formas te quieren cobrar la comisión, búscate otro  piso. Ya hay gente que solo busca alquileres de particulares para evitarse pagar un mes más IVA por la cara.

Cuéntanos tu experiencia: ¿te han pedido una comisión al alquilar piso? ¿La has pagado?