UberBlaBlaCarPescar un coche en la Red cada vez es más fácil. Entrar en una web, registrarse, buscar alguien motorizado que lleve tu mismo rumbo… Y pagar con tarjeta.

Es una de las muchas caras del consumo colaborativo y un cóctel que últimamente mezcla ventajas (disfrutas  de una oferta que antes no existía) con polémica (empresas tradicionales dicen que esta tendencia será su ruina).

Dos realidades distintas

Fórmulas parecidas funcionan en todo el mundo, pero en España destacan 2 plataformas muy diferentes (ambas cuentan con app móvil):

  • BlaBlaCar: puedes buscar un coche o bien ofrecer el tuyo (y a ti mismo como conductor). En principio es sin ánimo de lucro y con la idea de compartir los gastos de la gasolina, pero no es raro ver conductores que piden, por ejemplo, 25 euros por pasajero en un viaje que no cuesta más de 40 euros en gasolina. Las compañías de autobuses se les han echado encima por considerar que les roban terreno.
  • Uber: pensada para la gran ciudad, sirve para pedir un conductor con el móvil. Cualquiera que tenga coche y smartphone puede convertirse en conductor Uber. Es como ser taxista pero sin taxímetro ni licencia, sin examen de conducir especial y sin pagar impuestos. Los taxistas se sienten amenazados y ya han salido a protestar a la calle.

Ambas webs se llevan sus comisiones por cada viaje, pero de momento parece que BlaBlaCar lo tiene mejor que Uber en el terreno legal.

Que no te callen

En un primer momento, intentamos plantear una encuesta online para que dieseis vuestra opinión sobre Uber y BlaBlaCar.

Lamentablemente, ha sido imposible realizarla porque fue troleada y manipulada.

Todo iba bien hasta que un robot empezó a hacer votaciones automáticas (los votos subían a un ritmo infinitamente superior a las visitas). En apenas dos horas consiguió colarnos miles de votos falsos. Para cuando le cortamos el paso (limitando a 1 voto por IP) ya era tarde y los resultados habían sido alterados.

No queremos que ningún robot te calle. Por eso te animamos a expresar tu opinión en los comentarios a este post.