WhatsAppMás de quinientos millones de personas lo usan a diario. Si fuese un país, WhatsApp sería el tercero más poblado del mundo, solo por detrás de China e India.

Potencialmente adictivo, a fuerza de usarlo te cambia la vida. Lo quieras o no.

Se ha hablado del fin de las relaciones sentimentales tras la eclosión de WhatsApp.

Se han escrito tesis doctorales y se han hecho grandes canciones.

Pero nadie te ha dejado claro lo que es verdad y lo que es mentira.

Es gratis -> VERDAD

Fue gratis en los inicios, luego pasó a ser gratis solo durante el primer año después de descargarla y luego había que pagar 89 céntimos al año (había barras de pan que costaban más).

Pero la buena nueva del 2016 es que vuelve a ser gratis, para siempre

Las llamadas son gratis -> MENTIRA

Las llamadas desde WhatsApp son absolutamente gratis si te conectas a una señal WiFi.

Y son relativamente gratis si usas tu tarifa de datos: en ningún caso pagas la llamada, pero consumirás algunos MB de tu tarifa, tanto el que llama como el que contesta la llamada (y eso cuesta dinero).

El doble check te vigila -> VERDAD

Cuando envías un mensaje aparece un aspa si se envía correctamente, pero ¿qué significan las dos aspas?

Durante varios años significaba simplemente que tu interlocutor había recibido bien el mensaje, pero pese a la intensa leyenda urbana no significaba que lo hubiese leído. Pero ahora el doble check lo ve todo (y de su tradicional verde ha pasado a un tono azulado).

El doble check te dice la hora exacta a la que la otra persona leyó tu mensaje: te quedaste sin la excusa de “no lo vi, estaba a otra cosa”.

 

Puedes desactivarlo en Ajustes > Cuenta >Privacidad > Confirmaciones de lectura: pero entonces tú tampoco podrás ver las confirmaciones de lectura de otras personas. Aunque ojo, en los chats de grupo se seguirán enviando.

Es única -> MENTIRA

En realidad hay muchísimas apps similares (unas gratis y otras pagando).

Pero en este tipo de apps lo que cuenta es… ¿cuál usan tus amigos? Una app de mensajería no sirve de nada si no hay nadie con quien comunicarse.

Es de Facebook -> VERDAD

Facebook compró a WhatsApp, pero los perfiles de ambas redes sociales son distintos y, digan lo que digan, tus fotos de WhatsApp no se suben automáticamente a Facebook.

En Facebook no hay WhatsApp, pero hay otra app de mensajería (Messenger).

Es muy fácil espiarte por WhatsApp -> MENTIRA

Solo es fácil si le robas el móvil a otra persona y te metes a curiosear.

En condiciones normales, no es fácil. Una cuenta de WhatsApp solo funciona en un teléfono (se vincula al número) y las aplicaciones y programitas que se anuncian en Internet para espiar son penosos ejemplos del engaño de los SMS Premium.

Desde luego que con un programa espía todo es posible… pero está por encima de las capacidades de todo el que no tenga un master en seguridad informática.

Tu perfil WhatsApp es público -> VERDAD

Lo es por defecto… salvo que tú decidas lo contrario.

Puedes cambiar quien puede ver tu foto, tu estado y tu última conexión yendo a Ajustes > Info de cuenta > Privacidad.