290x290_runnersHacer footing, jogging, running o qué tal salir a correr… se ha convertido en una actividad que cuenta con cada vez más aficionados. Y nos encanta. “Más deporte, mayor calidad de vida”. Qué buen propósito para empezar el año.

Hoy día es habitual que cada fin de semana haya cortes en las calles más céntricas de cualquier capital por el desarrollo de alguna carrera de 5 km, de 10 km, de una Media Maratón 21 km o de incluso de la Maratón 42km.

Sin ir más lejos, el próximo 31 de diciembre se celebra la San Silvestre, la carrera popular más popular donde muchos aficionados (y otros no tanto) se apuntan a correr incluso hasta disfrazados. Papás Noeles, Reyes Magos, renos y otros sin definir llenarán las calles para dar la bienvenida al 2018. Pero ojo no hay que olvidar que es una carrera en la que tienes que estar medianamente preparado… por eso ya te estarás entrenando ¿verdad? Seguro que sí.

La afición por salir a correr va in crescendo y por eso ya te imaginarás amigo lector de Consumity que esto se ha convertido en un negocio (muy rentable) a pesar de que no necesitas más que un par de piernas y terreno. Aparte de voluntad y buen estado físico, claro. Pero el mundo de los corredores ha evolucionado tanto tantísimo que hoy día es extraño ver correr a nadie con una camiseta de algodón y unos pantalones, a secas.

Te decimos cómo debe salir un buen corredor de su casa.

Correr a la moda y sin lesiones

Correr más no sabemos si correremos, pero más cómodos, desde luego. Un corredor que se precie va bien emperifollado, y seguro que tú también con “ropa técnica”.

Camisetas, sudaderas, mallas. Son cómodas y ligeras y dejan transpirar con facilidad. Lo que es de agradecer, ya que así evitas esa sensación tan molesta de tener ropa mojada pegada al cuerpo.

Calcetines técnicos más adaptables, transpirables, ligeros y con mejor ajuste para evitar rozaduras y ampollas.

Medias de compresión que reducen las vibraciones de las fibras musculares mientras corremos y ayudan en la recuperación tras la carrera.

Ropa interior especial para correr, bragas, sujetadores y calzoncillos transpirables  ad hoc. Todo un detalle.

Zapatillas y plantillas  hoy día para comprarte unas zapas tienes que estar familiarizado con términos como la amortiguación, la pronación o la supinación. O sea, casi tener un máster… Por no decir que ahora es recomendable hacerte un estudio de la pisada para conocer tu súper estilo.

Correr y los gadgets

La industria de los cachivaches tecnológicos tampoco ha perdido el tiempo. Si lo que quieres es ser tu propio Gran Hermano y tener monitorizadas tus salidas para saber kilómetros, tiempo y calorías que consumes lo mejor es que te instales algunas de las apps de running muchas son gratuitas, con GPS (salvo que te quieras instalar la versión de pago con alguna funcionalidad extra) y con la comodidad de ir escuchando tu propia música. Lo único malo es que tendrás que cargar con él mientas corres lo que es bastante molesto. Por eso no estaría de más que te hicieras con un brazalete donde poder engancharlo y olvidarte… pero cuidado con las caídas sobre todo si tienes un iPhone X 8. 

Si no quieres salir con el móvil, tienes la opción de hacerlo con un smartwatch, una pulsera o reloj de actividad. Unos dispositivos que hasta monitorizan el sueño y reciben las notificaciones de tu smartphone. Aunque infórmate bien antes de comprarlo porque no todos te permiten escuchar música y no todos tienen GPS. Si quieres ver los resultados en tu móvil, asegúrate de que también sea compatible (siempre es posible descargarlos en el PC y verlos ahí).

La música que escuchas mientras corres

La música es una buena compañía sobre todo ahora con la moda del streaming y la música online en la que tienes acceso a millones de canciones motivadoras para que tu zancada sea la mayor posible. Tanto si sales con tu móvil o con tu mp3 no olvides que hay auriculares para todos los gustos y oídos. Ten en cuenta los de conducción ósea,  ideales para deportistas porque son resistentes al sudor y porque descansan sobre los pómulos. Sus vibraciones se propagan por el cráneo hasta llegar al oído interno. (Son resistentes al sudor).

Dicho esto, ¿a que ahora tienes más ganas de salir a correr? Preparados, listos, ya…

Noticias relacionadas