290x290_movilduraderoÉl es lo último que ves al acostarte y lo primero que miras al levantarte.

Desde que llegó a tu vida, sois inseparables. Es normal. Es una fuente infinita de conocimiento, hace unas fotos increíbles y, además, siempre va contigo.

Reconócelo, ya no podrías vivir sin tu smartphone.

Pero si te duran los teléfonos menos que tus parejas, te explicamos qué hacer para que vuestra relación sea duradera, perenne y lo más infinita posible. No exageramos, es cuestión de mimos.

Decálogo para una relación 10

No romperás corazones, pero móviles… ¡reconócelo, van ya unos cuantos! Desde que digievolucionaron a smartphones, además de más caros, los móviles se volvieron frágiles.

Eres consciente de que un sinfín de tragedias (caídas, agua, exceso de calor…) amenazan diariamente a tu pequeño. Para que se sienta cuidado no necesitas decirle que le quieres ni regalarle flores. Te lo ponemos fácil con nuestros consejos:

1- Hazte con una funda resistente

Si quieres escuchar a tu móvil cantando Resistiré en un karaoke de barrio, dale herramientas para que se lo crea. Las fundas son el chaleco antibalas de tu smartphone. Recomendamos las que cubren tanto laterales como esquinas. Lo mejor es que se cierren completamente para una protección infalible.

2-Utiliza protección

Usa protectores de pantalla. Los tienes de film plástico que son ligeros y económicos (aunque te arriesgas a hacer de tu pantalla un jacuzzi por las burbujas) y de cristal templado, que también amortiguan caídas, pero son algo más pesados y caros.

3-Sécalo si se moja

Si a tu móvil le da por el buceo, ¡mójate! La mayoría de los smartphones no son resistentes al agua y tú puedes salvar al tuyo. No es necesario hacerle el boca a boca: simplemente debes sacarlo del agua cuanto antes y, sin encenderlo, desmontarlo y dejarlo secar. Una buena técnica es sumergirlo durante 24 horas en un bol con arroz. Si no funciona… al menos te podrás hacer una paella.

4- No te quedes sin batería

Llega con batería al final del día recargando a tiempo y utilizando cargadores originales. Cada oveja son su pareja y tu móvil no iba a ser menos.

5-No le dejes tomar el sol

Tu smartphone no cogerá un bonito bronceado al sol, sino que podría sobrecalentarse.

6-Bloquea la pantalla

Utiliza un PIN o un patrón de bloqueo para que tu móvil sea a prueba de robos (o de abandonos, ejem) y evita exponer aquello que no quieres que nadie vea. El PIN o el patrón son al móvil lo que era el candado a tu diario de la infancia.

7-Descarga una App de búsqueda

Algunos las traen instaladas, pero debes registrarte y activarlas. Hazlo antes de perder el móvil o vuestra historia no tendrá final feliz. Este tipo de apps permiten localizar tu teléfono en un mapa y borrar a distancia todos tus datos personales Vamos, el clásico quemar fotos en versión tecnológica.

8-Apunta su código IMEI

Estas siglas que suenan a oficina de empleo son el DNI de tu terminal. Este código te permitirá denunciar su robo a la Policía y también bloquearlo a distancia. Para obtenerlo, el abracadabra del IMEI es marcar *#06#. Toma nota de él en un lugar seguro.

9-No descargues Apps a lo loco

Instala Apps de confianza del desarrollador oficial y de tiendas autorizadas. Como si de un instituto americano se tratara, rodéate de las más populares.

10-Haz copias de seguridad

Es recomendable hacer un backup de vez en cuando ya que muchas veces lo más importante de tu smartphone es que es tu caja de recuerdos: contactos, fotos, vídeos… Tienes tu vida entera almacenada dentro. Si eres Android puedes utilizar Google para ello, si eres un gafapasta de Apple, iCloud.

Hasta que la obsolescencia os separe

Todas las relaciones son eternas mientras duran. Muchos son los motivos que pueden apagar definitivamente la llama de la relación con tu móvil: roturas que no sale a cuenta reparar, fallos persistentes en elementos como la batería o simplemente, seamos sinceros, que la rutina ha podido contigo y ya no te gusta como antes…

Si eres promiscuo cuando hablamos de smartphones, utiliza nuestro comparador y elige entre los más de 200 modelos analizados. Porque hay más peces en el mar… y un mar de móviles para reemplazar al antiguo.