selfie 290Vacaciones en Londres. Tu habitación te da claustrofobia y el baño huele a moho. 20£ por una carne que sabe a rata (no quieres ni saber cuántos euros). Te pierdes y caminas en dirección contraria. Llueve sin parar y te duelen los pies. Viajas emparedado entre dos obesos sudorosos en el metro.

Aun así, llegas por fin a ese icono turístico que has visto tantas veces antes en fotos y postales que parece estar en la plaza de tu pueblo.

El ansiado momento ha llegado: estiras el palo, ensayas tu mejor sonrisa y… ¡clic! Otro par de clics y está en todas tus redes sociales ¡bendita abolición del roaming! 300 likes en una hora. Hoy ha sido un día maravilloso.

¿Cuántos likes vale tu vida?

En España tenemos el dudoso honor de haber obtenido la medalla de plata en muertes por selfie a nivel europeo. Solo Rusia ha osado disputarnos el primer puesto.

Aunque no existen estadísticas oficiales, diversos medios han recopilado datos disponibles fiables y tenemos constancia de que más de 100 personas habrían muerto en el mundo desde 2014 mientras intentaban fotografiarse. Si eres hombre, tienes entre 18 y 23 años y eres adicto a sorprender con tus selfies de riesgo, tienes muchas papeletas para engrosar la cifra. ¿Sentirte candidato a morir en el próximo selfie te ha provocado escalofríos? Entonces aún hay esperanza para ti… Vamos a darte 5 consejos para hacerte un selfie sin morir en el intento:

  • Aunque te gusten las alturas, ¡piensa un poco y estate a la altura! Acercarse a precipicios o posar en aleros de las construcciones puede ser una gran idea si quieres volar en primera clase… a una muerte segura. Recuerda que la superficie puede no ser tan estable como parece y es fácil dar un paso en falso o tropezar con una baldosa suelta.
  • Los animales salvajes (como los tiburones o los castizos toros de los sanfermines) pueden quedar chulísimos en tu foto de perfil, pero no suelen estar tan dispuestos a posar como tu gatito doméstico. Incluso los bisontes, aunque parezcan pacíficos, pueden reaccionar bruscamente al no estar acostumbrados a que la gente se acerque tanto. Evita estos posados y nunca des la espalda a un animal que no conoces.

collage

 

  • Si bebes, no conduzcas. Y si te vas a hacer un selfie tampoco (nos referimos a conducir, puedes tomarte un pelotazo antes de hacerte un selfie sin más drama que el avergonzarte de ti mismo al día siguiente). Conducir y fotografiarte son dos actividades incompatibles, a menos que quieras retratar tus últimos segundos de vida. Recuerda que al volante siempre debes mirar pa’lante.

 

  • El carril bici está pensado para las bicis y no para las señoras con su perro y las vías del tren están diseñadas para que circule el tren, no para que pasees tu palo. Lo mismo pasa con los espacios habilitados para viajeros… no, no aceptamos techo como asiento, y las catenarias de los trenes han provocado ya la muerte de más de uno. No seas el siguiente.
  • Por último, te recomendamos que le eches una pizca de personalidad a la receta de tu vida y no trates de imitar los vídeos que cuelgan otros en internet, pensando que si otros lo hacen, tú no vas a ser menos… muchas veces resultan ser montajes. Además, como diría tu madre “Si tu amigo se tira por un puente, ¿tú también?”.

¡Escucha en tu conciencia la voz de Consumity antes de tu siguiente pose! Y si tienes cerca a alguien de confianza, por favor, no seas autista y pídele que sea tu fotógrafo. Te puede salvar la vida.

Los selfies no son deportes de aventura

foto con leyenda

Un selfie no es un deporte de aventura. Cualquier deporte de aventura se practica con un equipo de protección por si algo falla, mientras que al selfie vamos de paisanos, con una mano delante (la del palo) y otra detrás.

Una vez has entendido que el mejor selfie es aquel del que sales vivo, te traemos este bonus track con algunos consejos para que, además de ser seguro, tu selfie salga perfecto:

  • Sabemos que todos los palos te parecen iguales cuando juegas con tu perro, pero elige con detenimiento tu palo selfie. Los tienes con auriculares, mando y hasta con Bluetooth integrado.
  • Aunque suene paradójico, debes mantener tu móvil inmóvil y revisar el encuadre antes de disparar.
  • Además, si tienes demasiadas fotos y quieres evitar traspapelarlas, organízalas y guárdalas en un lugar seguro, bien utilizando una memoria externa o mediante otras soluciones de almacenamiento como Windows Live Photo Gallery, iPhoto o álbumes en tus redes sociales.