Los móviles quieren ser libres y no pueden. La mayoría son prisioneros de las grandes compañías, que ponen pegas para liberarlos incluso cuando ya se ha cumplido la permanencia.

Esta película se llama “Liberad a mi móvil” y si te lo curras puede tener final feliz.

Liberar móvil

1. Tus cadenas se llaman permanencia

Los compromisos de permanencia son una condena que es mejor evitar. Pero si ya estás encadenado, te toca apechugar: no van a liberarte el móvil hasta que no cumplas la permanencia.

Un día tus cadenas se desintegran y adiós permanencia. Pero no te equivoques: sigues preso.

2. Pídele la libertad a tu compañía

Antes de darte de baja de tu compañía, exige que te liberen el móvil. Es importante que lo hagas ANTES de darte de baja. Si se lo pides después te dirán que ya no eres cliente y que te vayas a… dar una vuelta.

Vas a tener que ponerte pesado, pero al final te liberarán el móvil. Vodafone y Orange están cobrando unos 9 euros. Movistar no suele pedir dinero.

Tanto Movistar como Orange han empezado hace poco a vender sus móviles ya liberados, por lo que solo los clientes antiguos siguen sufriendo las cadenas.

3. No tienes compañía pero sigues preso

Si aún no eres libre pueden haber pasado varias cosas: te diste de baja antes de pedir la liberación, o la compañía se negó a liberar, o nunca fuiste cliente porque el móvil te lo ha dado un amigo.

Ya no puedes darle la brasa a la compañía que tiene a tu móvil prisionero (te ignorarán). Ahora debes intentar liberarlo en alguna de las muchas webs y tiendas de barrio que lo hacen.

4. Liberarlo en una web

Hay 2 maneras de hacerlo: metiendo un código de entre 8 y 16 caracteres o abriendo el teléfono para manipularlo. Elige siempre la primera opción, ya que manipular el teléfono puede cargarse tu garantía.

No envíes tu teléfono por correo. Pide que te manden el código por mail o SMS. Al teclearlo ten cuidado: si te equivocas varias veces el teléfono podría quedar bloqueado.

¿Cómo saber qué webs son de fiar? Normalmente las que permiten pagar con PayPal y tienen el sello de Confianza Online, pero lo mejor es investigar en los foros que frecuentan los “liberadores” (fíjate en los votos y opiniones de los foreros). Por Internet también se encuentran páginas recomendadas.

El precio de la libertad

La horquilla de precios es inmensa: entre 0 y 135 euros. Por eso conviene liberarlo con tu compañía (es un auténtico abuso que algunas te cobren 9 euros… pero la triste realidad es que puede ser aún peor).

El precio de la libertad en una web/tienda depende del modelo y del operador. Algunas marcas (Samsung, HTC, Huawei) salen baratas (menos de 10 euros). Pero en otras el precio se dispara, sobre todo en modelos nuevos (liberar un iPhone 5S cuesta ahora entre 5 y 50 euros).