Apps runningLa calle es tuya cuando trotas por ella. Y el parque también.

Quieres ir más rápido. O más lejos. O adelgazar.

Los objetivos están en tu cabeza, pero el secreto para medirlos los tiene tu móvil.

¿Eres jogger o runner?

Son 2 categorías polémicas y hay un punto intermedio que no tiene nombre:

Jogger: salir a correr un rato cuando tienes tiempo es de joggers. Correr para perder kilos es de joggers.

Runner: programar en tu agenda cada salida (con los kilómetros y la velocidad) es de runners. Correr porque estás enganchado es de runners. Saber lo que significan palabras como “fartlek”, “pronación” o “skipping” es de runners.

Lo que importa es que cuanto más runner seas, más te conviene un pulsómetro con GPS (cuestan como mínimo 100 euros).

Pero si eres más bien jogger, con un móvil y una app gratuita te basta y te sobra.

Las apps gratuitas

Usan el GPS de tu móvil para contarte lo fundamental:

  • por dónde has corrido (ubicado en un mapa, normalmente Google Maps)
  • cuántos kilómetros has hecho
  • a qué velocidad has corrido en cada kilómetro (y la media total)
  • cuántas calorías has quemado

Su gran pega es que mientras el pulsómetro es un cómodo reloj de muñeca, para correr con una app te tienes que llevar encima tu smartphone (hay quien se compra una riñonera o mochila pequeña solo para llevar el móvil).

Hemos probado 8 de las apps gratuitas más importantes. Pinchando aquí puedes ver los resultados.

  • Nos ha sorprendido SPORTS TRACKER, muy precisa en las mediciones por GPS (se desvían de la realidad menos de un 1%).
  • ENDOMONDO y RUNTASTIC son las más populares, gran ventaja si lo que quieres es picarte con amigos y compartir con ellos tus hazañas.
  • El resto de apps gratuitas no están a la altura. Muchas son de grandes marcas que intentan obligarte a comprar sus zapatillas, como la decepcionante app de Nike.

Si quieres echarte unas risas, hay apps que además plantean un juego, como esta en la que corres para huir de los zombis.

Estas apps no son solo para corredores. Valen igual para salir con la bici o hacer senderismo. 

Las apps de pago

Todas estas apps gratuitas tienen una versión premium por unos 3 euros al mes.

La gran ventaja de pagar es que desaparece la publicidad. También podrás afinar mejor tu agenda de entrenamientos y recibir consejos sobre cómo diseñar tus sesiones. Es decir, ser un poco menos jogger y un poco más runner.

¿Y tú cuál usas? ¿Eres jogger o runner? ¡Cuéntalo y que se sepa!

 

Noticias relacionadas