Levantarse siendo la misma persona cada día aburre. Por eso carnaval es la excusa perfecta para sacar del armario tu lado creativo y ser quien tú quieras por un rato: un personaje de fantasía, un superhéroe o ese personaje histórico...