En España hay superpoblación de móviles. Tenemos más smartphones que Starbucks, y hasta incluso más que habitantes (¡menos mal que tenemos dos orejas!). Antes hablabas español medio, andaluz fluido y Spanglish. Ahora solo sabes hablar por teléfono y a todas...