Él es lo último que ves al acostarte y lo primero que miras al levantarte. Desde que llegó a tu vida, sois inseparables. Es normal. Es una fuente infinita de conocimiento, hace unas fotos increíbles y, además, siempre va contigo....