Andar por la vida con el clinclin de las monedas a cuestas es cosa del pasado. Y es que, si no existieran las tarjetas de crédito, habría que inventarlas. Para [email protected], ir con tarjeta supone la manera más cómoda de...