CONSUMITYHALLOWEENSi piensas que das miedo cuando te levantas por las mañanas, si naciste con ojeras y tu ex dice que eres un monstruo, ¡estás de enhorabuena!

En Halloween estarás en tu salsa y podrás ser tú mismo sin miedo a los reproches.

Sabemos que algunos son unos fantasmas todo el año.

Si te encuentras entre el resto de mortales (o inmortales, en caso de que seas un vampiro o cualquier muerto viviente que se precie), en Consumity te traemos una serie de consejos fabulosos para que pases un Halloween de miedo, pero sin sustos:

Sombra aquí y sombra allá…

Lo primero es caracterizarse. Recuerda que se trata de estar lo más espantoso posible, los disfraces sexys puedes guardarlos para carnaval.

Si te duele la cara de ser tan [email protected], seguramente necesitarás una capa de maquillaje para asustar al personal. Eso sí, no olvides que pueden contener sustancias que no son inocuas. Evita aquellos que incluyan en su composición algunos parabenos (apunta: propil y butilparaben), también los que lleven fragancias, ya que son sustancias potencialmente alergénicas… y por supuesto, aquellos que simplemente no indican qué tienen en su composición.

Si quieres usar lentillas de fantasía, debes saber que su venta en Internet es ilegal y también en tiendas físicas sin un profesional óptico que supervise y garantice que no se pone en riesgo la salud de los ojos. Ponerse lentillas sin control expone a infecciones, reacciones alérgicas, úlceras y daño en la función ocular. Tú verás…

Do it yourself

Halloween es una festividad tacaño-friendly, solo necesitas suplir dinero con un poco de imaginación. Y si no la tienes, siempre habrá un listillo con ideas brillantes que ha subido un post con fotos e incluso un larguísimo videotutorial. Recicla camisas viejas o sábanas para hacerte un disfraz o ve más allá de las socorridas ojeras y los habituales surcos de sangre a la hora de maquillarte, encontrarás miles de ideas online: zombie, vampiro, alien, payaso diabólico…

20171029_18443220171029_192455

No caigas en el consumismo excesivo. Los platos, servilletas o guirnaldas temáticas no son baratas y no podrás reutilizarlas. Si vas a preparar una fiesta en casa, encontrarás miles de ideas para hacer comida casera temática: plátanos con pepitas de chocolate simulando fantasmas, salchichas con kétchup como dedos ensangrentados, mandarinas disfrazadas de calabazas…

No te quedes a dos velas

Además de ambientar tu fiesta evitando el consumismo y reutilizando, ojo si utilizas velas para dar un ambiente tétrico. Pueden contener sustancias peligrosas: escoge las menos perfumadas y evita que la habitación huela a muerto ventilando.

 

Para evitar el riesgo de incendio te recomendamos que cortes la mecha de la vela a un largo de unos 5 mm y que las mantengas alejadas entre sí. Además, nunca dejes velas encendidas si sales, aunque sean 5 minutos. Para mayor seguridad, debes colocarlas en una base estable y resistente al calor, y evitar que se consuman hasta el final.

Un trágico incendio es un final perfecto para una historia de miedo, pero no para ti.

Macrofiestas con microriesgos

Desgraciadamente, tragedias como la del Madrid Arena han visibilizado los riesgos que pueden entrañar las macrofiestas, haciéndonos testigos de graves incumplimientos de las normas de seguridad con fatales consecuencias.

Si compras tu entrada con antelación, hazlo a través de las páginas organizadoras del evento y paga vía webs seguras que incluyan un candado.

Una vez en el local, es importante que localices las salidas de emergencia y que tengas claras las condiciones de evacuación. En caso de avalancha, emergencia o apocalipsis zombie, evita correr, empujar o moverte a contracorriente y dirígete con calma a la salida de emergencia. Si algo sale mal, tienes derecho a reclamar, por lo que es importante que conserves todos los documentos.

Si bebes, no conduzcas

No vamos a decirte que no bebas. No somos tus padres. Solo te pedimos que evites que la noche tenga un final terrorífico. Tanto si acabas piripi, como si vas más pedo que Alfredo, evita coger el coche. Puedes escoger bus, taxi, volver en Uber o Cabify o incluso a la pata coja. Pero escucha en tu conciencia esos terrorríficos anuncios de la DGT suplicándote que, si bebes, no conduzcas.

¡Que empiece la fiesta!

hand-193589_1920

Si eres hipocondríaco, seguramente te habremos aguado la fiesta. ¡No te vuelvas loco! Con un poco de cuidado no tendrás que lamentar alergias, infecciones, incendios, avalanchas ni accidentes de tráfico. Está en tu mano.

No seas tramposo, pese a los reclamos publicitarios, ponerte morado a chuches no suplirá las tres piezas de fruta que debes comer a diario. Nuestro consejo final: ¡pásalo de muerte! Con tus amigos, familia, pareja… Y si te dan calabazas, que por lo menos sea en Halloween 🎃 🎃 🎃