290x290_karmaEn Consumity creemos que el que la hace, la paga. Y el que nos amenaza… no consigue nada.

Por eso, en el #EpicFailConsumity de cada mes, maldecimos a quien se lo merece y le plantamos cara.

Ahora puedes movilizarte: entérate de las guerras que estamos luchando y apóyanos en aquellas que te parezcan más justas.

Porque juntos somos más fuertes.

Protestar es el primer paso para combatir las injusticias, y nosotros te defenderemos seas de donde seas.

Este mes… OCU contra las etiquetas que mienten

Claro, lo casero gusta más, y lo natural y lo artesanal… por eso las marcas de alimentos se buscan mil artimañas, casi todas publicitarias, para hacerte creer que lo son… a pesar de que no lo sean. Esto en cualquier país del mundo se llama engañar, o si no… ¿Cómo lo llamarías tú?

Elegimos 4 ejemplos de productos que puedes encontrar en cualquier supermercado.

¿Natural de bote?

FOTO PATE DE ATUN

Empecemos por este paté del cual dicen que es “Sólo Natural” a simple vista no lo dudamos… pero hagamos las cosas bien.

Buscamos la definición “natural” en la RAE: “Natural es un elemento que se halla en la naturaleza, o que no ha sido sometido a mezcla o elaboración”. Veamos ahora lo que pone en el etiquetado trasero en donde vienen los ingredientes… Lomo de atún (38%), puré de patata, leche desnatada, aceite vegetal de girasol (14%), fécula de patata, sal, proteína de soja, aroma y vinagre.

Parece evidente que una afirmación no casa con la otra. El paté está sometido a mezcla y ya por eso, la marca no debería decir que es “Sólo Natural” porque no es verdad… ¿etiqueta trampa, tal vez?

PURE DE PATATA MAGGIE

 

Puré de patata… contiene patata y qué más

Si leemos los ingredientes de este “Puré Original y Natural de Maggi” pasa lo mismo… No creas que vas a ver que contiene patata del huerto, qué va. Sus ingredientes son: Patata deshidratada (99%), emulgente (mono y diglicéridos de ácidos grasos), aromas, especia, antioxidante (extractos de romero). Puede contener leche. No te frotes los ojos… a esto Maggie lo llama natural… De nuevo, no te dejes engañar.

 

Casero de casa… ¿de casa de quién?

Cuando nos dicen que es casero, nos imaginamos, por ejemplo, un postre hecho por una persona con todo el cariño… por eso cuando vemos esta palabra en el paquete de una cuajada o u unas natillas nos escama. ¿Cómo pueden ser unos polvos, que además has de mezclar con otro ingrediente, caseros? ¿De verdad creen que nos lo creemos?

Abre los ojos, entre nosotros, los productos realmente caseros difícilmente los vas a encontrar en el supermercado. Puede que estén ricos, no lo dudamos pero decir casero no significa que lo sean.

CUAJADA NATURAL

 

 

Lo artesanal, un valor seguro

Ídem de ídem pasa cuando nos aseguran que algo es artesanal o tradicional… Claro que lo artesanal está más rico… pero solo si es verdad. Es decir no entendemos muy bien que un producto, en este caso unas galletas, elaboradas de manera industrial, con aditivos y con aceite de palma sean artesanales. Puede que su receta sea tradicional, pero eso es otra cosa.

De nuevo, amigo consumidor… no piques.

GALLETAS GULLON

 

Estos cuatro productos tan solo son unos ejemplos de los muchos que te encontrarás con un etiquetado falso, bien porque no dice toda la verdad o bien porque prefiere esconderla… por eso en OCU denunciamos a 25 alimentos por el uso de términos en su etiquetado como “Natural”, “Casero”, “Artesano” y “Tradicional”. Todos ellos términos confusos que inducen a error al consumidor.

Una vez sabido esto, tú, querido lector y seguidor de Consumity, no te dejes engañar y sé exigente con tu dinero.

¿Podrás avisarnos?

Te pedimos que si encuentras algún producto con un etiquetado falso nos avises… Mándanos una foto y lo denunciaremos en Consumity.