290x290_karmaA lo largo del año Consumity se ha reservado un día al mes para dar cera a quien se lo merece.

Creemos en el efecto boomerang: si una marca atiza hoy a un consumidor, el golpe se le volverá en contra mañana. Y multiplicado por 350.000, el número de socios de OCU, la mayor asociación de consumidores española.

El karma es cruel con las empresas que se creen que todo vale.

Tras revisar todo 2015 no es fácil quedarse con un solo villano al que castigar con el Epic Fail Consumity del año.

And the loser is… Volkswagen

Son ellos los grandes perdedores. ¿Por qué?

  • Porque han hecho trampas: llevan años trucando sus coches para que parezcan menos contaminantes de lo que son.
  • Porque al hacer esto, han engañado a sus clientes, que creían que estaban comprando un coche menos contaminante.
  • Porque al hacer esto, han contribuido más de lo previsto a contaminar y destruir el planeta. Justo en el año de la Cumbre del Clima, ¡bravo!
  • Porque al hacer esto, todos nos hemos tragado sus malos humos, tengas o no tengas un Volkswagen trucado.

Y todo para poder aprobar los controles. Lo que ha hecho Volkswagen es usar chuleta en el examen. En realidad no tiene ni idea de ecología y va por ahí soltando unos 1.600 mg de NOx por kilómetro recorrido.  Pero en la inspección tira de chuleta y le sale que emite menos de 40 mg de NOx por km. Es la diferencia entre el sobresaliente y el suspenso.

Pero esto no lo hace el repetidor de curso sino Volkswagen, ese alumno alemán con fama de aplicado y que va dando lecciones de eficiencia a los demás.

Movilízate contra la gran mentira de Volkswagen