290x290_karmaEn Consumity creemos que el que la hace, la paga. Y el que nos amenaza… no consigue nada.

Por eso en el #EpicFailConsumity de cada mes maldecimos a quien se lo merece y le plantamos cara.

Ahora puedes movilizarteentérate de las guerras que estamos luchando y apóyanos en aquellas que te parezcan más justas. Porque juntos somos más fuertes.

Protestar es el primer paso para combatir las injusticias, y nosotros te defenderemos seas de donde seas.

Este mes… OCU contra la falta de transparencia de clínicas de cirugía refractiva

Todos los gafotas han soñado alguna vez con despertar y ver la vida sin pixelar. Esclavos desde pequeños de las antiestéticas gafas (a veces incluso con celo en el puente de la montura) y de las delicadas lentillas, la cirugía refractiva –la operación con láser de toda la vida– suena a liberación.

La cirugía refractiva es una buena opción si no ves tres (ni una familia entera) en un burro , tienes entre 25 y 40 años, tu graduación es estable y no supera las 12 dioptrías (miopía), 6 (hipermetropía) o 5 (astigmatismo). La operación se hace con anestesia local, y dura pocos minutos. Suena bien ¿verdad? Pues ojo con tus ojos y, sobre todo, ojo en a quién dejas que te toque los ojos.

Pillamos a las clínicas que solo quieren hacer caja

Te lo decimos porque en OCU hemos hecho uno de esos estudios de manera anónima, que tanto os gustan, para saber quién y quiénes hacen bien o mal su trabajo. En este caso se visitaron 30 clínicas de cirugía refractiva en Madrid, Barcelona y Sevilla para evaluar la información previa que facilitan a quienes tienen intención de operarse de miopía.

Se detectó que las clínicas no informaban de manera completa sobre la idoneidad de los candidatos a operarse y tampoco sobre los riesgos inherentes a la operación. ¿Cómo? Muy fuerte, sí.

Hicimos la prueba. Mujeres de entre 36 y 41 años con algo de miopía acudieron como interesadas a las clínicas de cirugía. Es importante deciros que con este perfil es más que probable que a corto plazo, y a pesar de la operación, estas mujeres acabaran necesitando gafas de nuevo por la aparición de vista cansada. ¿Pero les avisaron de esta y de otras contraindicaciones, o se callaron?

  • Solo un establecimiento indicó que no merecía la pena operarse tras conocer la edad de la usuaria. Y solo 19 de las 30 clínicas visitadas les avisaron de que en un futuro cercano podrían necesitar gafas debido a la presbicia.
  • La mayoría de las clínicas no preguntaron si la usuaria estaba embarazada. No nos dijeron que la intervención no estaba recomendada en estas circunstancias. El error de refracción puede variar por la situación hormonal de la mujer.
  • Solo la mitad de las clínicas informaron de la posible aparición de ojo seco tras la intervención y tan solo 4 avisaron de que puede llegar a ser una complicación permanente. Solo 7 clínicas advirtieron de las posibles dificultades para conducir por la noche por la aparición de deslumbramientos tras la intervención y una sola indicó que los brillos y neblina posteriores a la operación podrían llegar a ser permanentes.
  • El riesgo de deformación de la córnea a largo plazo fue mencionado en una sola de las clínicas visitadas.

Al Ministerio de Sanidad que vais

Por ello, hemos puesto esta información en conocimiento del Ministerio de Sanidad para pedir un mayor control sobre la información que reciben los usuarios en las clínicas, y para que los posibles pacientes cuenten con una información completa que les permita elegir, sin ir a ciegas, si intervenirse o no.