290x290_karmaEn Consumity creemos que el que la hace, la paga. Y el que nos amenaza… no consigue nada.

Por eso en el #EpicFailConsumity de cada mes maldecimos a quien se lo merece y le plantamos cara.

Ahora puedes movilizarteentérate de las guerras que estamos luchando y apóyanos en aquellas que te parezcan más justas. Porque juntos somos más fuertes.

Protestar es el primer paso para combatir las injusticias, y nosotros te defenderemos seas de donde seas.

Este mes… OCU contra el canon digital

Eres un ciudadano ejemplar. Trabajas tus cuarenta (y pico) horas semanales, reciclas, llevas una vida sana, pagas tus impuestos… Estás deseando que acabe tu jornada para ver el último capítulo de Juego de Tronos, pero vamos a hacerte un spoiler: tendrás que pagar dos veces por verlo.

No importa que abones religiosamente tu suscripción de Netflix ni que solo escuches música a través de Spotify. El nuevo canon digital aprobado por el Gobierno gravará cualquier aparato susceptible de reproducir obras protegidas, como tabletas y Smartphones, incluso cuando lo hagas utilizando medios legales por cuya licencia ya has pagado, lo cual supone una injusta doble imposición.

Todos somos potenciales piratas

Aunque la gran mayoría de usuarios en España reproduce obras con derechos de autor utilizando medios legales y, en muchos casos, pagando cuotas mensuales que no le otorgan la propiedad sobre esa obra, sino solo una licencia para poder reproducirla cuantas veces quiera, todos somos potenciales piratas a los ojos de la nueva Ley. También tú, que solo utilizas tu tableta para jugar al Candy Crash.

A pesar de que para OCU no hay duda de que los autores deben ser debidamente remunerados por su trabajo, esto no debe hacerse a costa de que los ciudadanos paguen dos veces por lo mismo. En un mundo cada vez más conectado, el sistema de compensación por copias privadas no es la solución. El canon digital se revela como una forma manifiestamente injusta y con un fin meramente recaudatorio de financiar un sistema obsoleto.

Doble pago, doble injusticia

OCU considera que el Gobierno no ha tenido en cuenta las nuevas realidades de consumo de los españoles, que han evolucionado en los últimos años, y considera el nuevo canon discriminatorio, ya que presta atención solo a las demandas de quienes están llamados a recibir compensaciones por copia privada, y no a los consumidores, que serán culpabilizados de forma preventiva y pagarán injustamente por algo que no deben.