Consumity_desperdicio-comida_290x290En serio. Cuánta comida crees que puedes tirar a la semana. Haz el cálculo. ¿Un paquete de jamón caducado? ¿Un par de mandarinas medio pochas? ¿Las sobras del fin de semana? Pues ahora haz tu propia estadística, multiplícalo por las 42 semanas que tiene el año. Eso hacen muchos paquetes de lo que sea, muchas piezas de fruta y en general mucha comida. Podríamos seguir hilando fino y extrapolarlo a los 46 millones y medio de españoles que ya somos. Esto lo convierte en muchas toneladas de comida tiradas a la basura. Concretamente, el dato es que en los hogares españoles se tira 1,3 kilos de alimentos a la semana.

En el fondo, ¿sabes lo que esto significa? Que estás tirando dinero. Sí, ese dinero que tanto te cuesta ganar, y que podrías dedicar a algo importante si fueras más prudente y te organizaras mejor. Pero, lo sentimos, esta asignatura no se da en el cole, así que debes aprenderlo solo.

Esto seguro que lo sabes…. mientras tú tiras la comida, hay gente que se muere de hambre… Así que por favor no lo hagas.

Conviértete en el CEO de tu nevera

Te proponemos que te organices, y que te conviertas en el CEO de tu casa, en el gestor de tu nevera y alacena ¿cómo? Con estos consejos prácticos, que a pesar de ser de sentido común, no está de más que te lo refresques en tu memoria RAM. ¡Consumity al ataque!

  • ¿Has oído eso de nunca hacer la compra con hambre? Pues puede que sea cierto. Compra lo que vayas a comer. Sabemos que no eres adivino, pero piensa en tus hábitos. Seguro que te ayuda prepararte un menú semanal.
  • Si compras carne o pescado en grandes cantidades y crees que no te dará tiempo a comértelo, congélalo antes de que sea demasiado tarde y se eche a perder.
  • Si has cocinado y has hecho de más, congela. Todo lo cocinado se puede meter en el congelador, hasta el caldo y las legumbres. Así evitarás tirar comida, gastar tiempo y energía. Con la patata mejor haz puré, no lo congeles porque no queda bien.
  • Ya sabes que la carne y el pescado no se pueden recongelar pero si sacas algo del congelador y lo cocinas, sí… Si sobra. déjalo enfriar y congélalo para otra ocasión.
  • Otra opción es cocinar las sobras y reutilizar la comida, es decir si fríes carne o pescado y te sobra, usa la imaginación y saca el Arguiñano que hay en ti. Invéntate un plato como carne aliñada con tomate, pimientos o cebolla por ejemplo para reutilizarlas como acompañamiento de pasta o arroz, relleno de empanadillas o lasaña, croquetas…

 

El lío entre consumo preferente y fecha de caducidad

Una cosa es que te comas un yogur caducado y otra cosa muy distinta comerte un trozo de filete visiblemente afectado por el paso del tiempo. Para evitar jaleos, te explicamos la diferencia entre el consumo preferente y la fecha de caducidad. Una se refiere a la seguridad y otro a la calidad.

  • La fecha de caducidad se indica en productos que son muy perecederos y con riesgo microbiológico: carnes y pescados crudos y frescos. Aquellos alimentos que duran pocos días y donde puede haber bacterias patógenas. Una vez pasa la fecha de caducidad, el producto no debe consumirse, ya que hay riesgos de que se encuentre en mal estado, estropeado,llegando incluso a ser peligroso por la presencia de bacterias patógenas.
  • La fecha de consumo preferente se aplica a productos bastante más duraderos y que son estables. Una vez pasada esta fecha pueden haber perdido parte de sus propiedades, sabor rancio, menos aroma o digamos que diferente en su textura o de color… pero no hay riesgo microbiológico.

Ahora que ya tienes toda la información, no tienes perdón si al final del día tu basura tiene comida o algún alimento que con un poco de previsión podría seguir en tu nevera. A buen seguro que de haber seguido estos consejos el paquete de jamón caducado del principio se había convertido en un buen bocata para la merienda, las mandarinas pochas no las habrías comprado y las sobras del fin de semana las habrías reutilizado.

¿Por qué tirarla si se puede donar?

Tirar comida, no solo es un derroche económico personal, también supone una nefasta gestión a nivel humanitario y medioambiental. Esto habría que pararlo, y si se puede hacer desde las instituciones mejor. Apóyanos con tu firma en nuestra campaña no tires la comida, cuantos más seamos antes conseguiremos una ley contra el desperdicio.

operacion kilo ocu y fesbadRestaurantes, supermercados, comedores de colegios, hoteles, hospitales… entre todos, tiran al día cientos, miles de kilos de comida en buen estado que no se ha consumido… el dato exacto es que en la industria alimentaria se tira un 39%, en restaurantes el 14% y en comercios y distribución un 5%. Los datos son abrumadores, vergonzosos sobre todo porque mientras unos derrochan a otros les cuesta comer en condiciones. ¿Por qué no pararlo? ¿Y si hacemos algo? ¿Qué tal donarla a ONGs, o a comedores sociales o a banco de alimentos?

Urge tomar medidas que ayuden a acabar con el uso poco eficiente de los recursos y fomentar la donación a aquellos colectivos que más lo necesitan. Por eso OCU junto con la Federación Española de Banco de Alimentos organizamos una nueva Operación Kilo. Esta vez es virtual, entras… y donas. Aquí.