290x290_aydios“Hasta luego amiguitos y no olviden superalimentarse y supermineralizarse”. Así decía Super Ratón en una serie de dibujos animados de los años 80. Pues bien, este ratón visionario con mallas ajustadas y capa voladora puso la primera piedra a lo que unos años más tarde sería, por hoy, la llegada de los superalimentos a nuestra dieta.

Nos referimos al kale, el bimi, la quinoa, el kamut, chía… todos con nombre realmente exóticos, aunque no sabemos si apetecibles del todo a primera vista. Pero qué más da si se tratan de superalimentos superdemoda… ¿pero lo son?

Nos da rabia desvelarte el final, así tan pronto, pero la realidad es que ninguno lo son. Lo que sí son… son productos con interesantes propiedades nutricionales, aunque lejos de ser alimentos indispensables o milagrosos.

Son productos que se han puesto de moda, por eso te costarán más, pero que de ninguna manera sustituyen ni al pescado, ni a las frutas, ni a las verduras. Por eso te recomendamos que hagas acopio de frutas y verduras de temporada. que están más ricas, y a un precio ajustado.

Una vez desechada la idea de que un plato de cualquiera de estos alimentos te convertirá en superhéroe (como Popeye y sus espinacas), hablemos claro. En Consumity destacamos por ello. ¿Qué tienen de superespecial el kale, el bimi, la quinoa, el kamut, o el chía?

Kale_16-9

KaleEl kale es lo que comúnmente conocemos como berza, aunque adopte ahora un término más cool, que hace que se venda más, qué cosas. Pero sí es verdad que son ricas en vitaminas del grupo B, C, E y K, en minerales como el potasio, calcio y magnesio, con un alto contenido en fibra, siendo muy útiles en dietas.

Además, cuenta con muy pocas calorías puesto que tiene un alto contenido en agua.

Bimi: Se trata de un híbrido entre el brócoli, el brócoli chino o kailán. Se puede comer crudo o cocinado y es muy rico en vitamina C y A, ácido fólico y otras sustancias con capacidad antinflamatoria y antioxidante.

Precio: La moda se paga, quizá es por eso por lo que 1 kg de bimi cuesta alrededor de 7.16 euros, frente a los 2.49 euros que cuesta el kg de brócoli tradicional.

Kamut: Es una de las variedades de trigo más antiguas que se conocen. Es el trigo de los faraones o de Tutankamón y es rico en hidratos de carbono complejos, proteínas y grasas poliinsaturadas, mayormente omega 6. El kamut proporciona un mayor aporte de minerales y oligolementos como el hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, selenio y zinc. También posee un porcentaje más elevado de vitamina E (de acción antioxidante) y vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3 o niacina).

Destaca por encima del trigo común por su mayor concentración de proteínas, lípidos, fibra, minerales y vitaminas.

quinoaQuinoa: Un solo alimento no hace una dieta más sana a pesar de que la quinoa presuma de tener muchas cualidades, que las tiene. Por tener tiene más fibra que la mayoría de los cereales (entre un 14 y un 16%). Contiene vitaminas del complejo B y vitamina E con función antioxidante. Minerales, sobre todo magnesio y zinc y al igual que los cereales es una buena fuente de hidratos de carbono. También cuenta con proteínas de alto valor biológico, su proporción es del 17%, menos que la mayoría de las legumbres, pero posee todos los aminoácidos esenciales.

 

ChíaLa chía es rica en fibra, en grasas cardiosaludables sobre todo insaturadas, en omega 3 y 6 y otros tipos de nutrientes importantes. En ácidos grasos omega 3 y fibra.

Superalimentos o archienemigos

Todos estos productos, y se podrían incluir alguno más… se pueden considerar “superalimentos” si vas a consumir más verduras y cereales integrales (de la misma forma que si incorporas otras verduras o cereales integrales), es decir variando la dieta.

Pero también se pueden considerar “archienemigos” si basas la dieta solo en estos productos ya que no cubren el 100% de tus necesidades. No vayas a pensar ahora que comiendo un superalimento ya estarás supervitaminado y supermineralizado.

Hasta luego amiguitos… no se pierdan el próximo capítulo.