potatoes cuadradaYa sabes que publicidad y realidad son dos cosas distintas. En la publicidad todo parece más bonito, pero la realidad deja a cada uno en su sitio. ¿Te crees que con la comida es diferente?

Lo que comes y bebes cuesta dinero. Sumando a todos los consumidores, lo que comes y bebes mueve millones. A las marcas les conviene vendértelo como más bonito de lo que en realidad es. Y la mejor manera de entrarte por los ojos es a través de la etiqueta.

Lo ves en el supermercado y parece una cosa… pero al final es otra. Cuando te das cuenta, te cabreas.

La práctica totalidad de estos trucos son perfectamente legales. Por eso queremos cambiar la ley (firma aquí para ayudarnos, ¡gracias!).

Pero aunque legal, sigue siendo engañoso. No podemos denunciarles, pero queremos dejarles en evidencia. Que se sepa. Que rule. Que no te tomen más el pelo.

Ejemplo nº1: te la lían con los porcentajes

mogollon1

Aquí tenemos una gelatina para niños “con mogollón de fruta”. ¿Cuánto es mogollón? ¿Mazo de fruta? ¿Un pasote de fruta?

No es para tanto. Si miras el etiquetado verás que confiesan que mogollón se queda en un 40%:

OCU se puso en contacto con Hero por este tema. Reaccionaron sacando pecho ante la competencia (poniendo ejemplos de otras marcas que llevan menos fruta). En cuanto al mogollón de fruta, esta fue su respuesta:

  • El uso del término mogollón se debe al hecho de que se ha pretendido emplear un término divertido y conocido por los niños“.

¿Te vale su respuesta? Tú decides, tú mandas, tú compras.

Ejemplo nº2: te la lían con el origen del producto

Te compras unas anchoas y pone “pesca del Cantábrico“:


 

Pero cuando le das la vuelta te llevas una sorpresa. ¡Ahí pone “producto de Marruecos“! El Pisuerga pasa por Valladolid, pero el Cantábrico no tiene nada que ver con Marruecos.

MAROC

OCU se puso en contacto con el grupo Gil Comes (dueña de la marca El Menú). Esta fue su respuesta:

  • Se envasa en nuestras plantas de Marruecos pero la procedencia es del Cantábrico. Se transporta en barriles como anchoa en salazón desde el Cantábrico hasta Marruecos“.

¿Te vale su respuesta? Tú decides, tú mandas, tú compras.

Ejemplo nº3: te la lían con “lo ecológico”

Compras una caja de huevos porque seguro que esas gallinas se han criado felices. Por algo en la caja han puesto: “gallinas en libertad, criadas en el suelo“.

Abres la caja y ves que los huevos llevan un código en la cáscara. Gracias a OCU sabes lo que significan esos numeritos. Gracias a OCU sabes que esos numeritos significan que esas gallinas se han criado en el suelo, sí, pero encerradas en una nave industrial.

Esa idea de naturaleza que querían transmitir sería un código 0 (criadas en libertad, con pienso ecológico y sin medicamentos). O al menos un código 1 (criadas en una nave, pero pudiendo salir).

huevosSSS
OCU se puso en contacto con Roig, que vende estos huevos. Esta fue su respuesta:

  • En nuestro caso, las gallinas código 2 sí que tienen acceso libre al terreno exterior, sin restricción de movimientos. Hacen la misma vida dentro de la nave que fuera y tienen el mismo manejo por parte del granjero“.

¿Te vale su respuesta? Tú decides, tú mandas, tú compras.

Hay muchísimos más ejemplos

Los puedes consultar en el hashtag de Twitter #EtiquetasTrampa. Ahí puedes enviar nuevos casos que quieras hacernos llegar (y también al email [email protected]).

Entre ellos nos han llamado mucho la atención el chocolate imposible de Mercadona, los 5 alimentos que no son lo que parecen, el Epic Fail de Danone

¡Despierta! Tenemos que saber lo que comemos. Si no te lo curras, te la cuelan.