290x290_cafeEmpieza un nuevo curso y haces tus cálculos: “Si estudio un par de horitas cada semana llegaré sobrado al final de curso” –decías– Así de fácil.

Pero la vida pone sangriadas, partidas de mus, días soleados en los que el césped luce más cómodo que los rígidos pupitres… y otras duras pruebas en tu camino. Y claro, no puedes resistirte.

Los buenos propósitos son al comienzo del curso lo que la cafeína es a los exámenes finales.

 

Un año más, acabas viéndote abocado a hacinarte entre libros y seres con ojos inyectados en sangre y ojeras de oso panda. No es una película de zombies, sino la biblioteca de tu barrio en el mes de mayo. Solo la cafeína podría ayudarte a sobrevivir en el intento de meter en tu cabeza 200.000 páginas en menos de un mes.

Café, vamos al grano

La cafeína es buena aliada en época de estudio porque disminuye el cansancio, la sensación de fatiga y mejora la concentración. Hay muchos aparatos que nos permiten hacer el café en casa, desde las cafeteras tradicionales a las de cápsulas, pasando por las automáticas. Es recomendable pararse a elegir bien cafetera y café evitando dejarse llevar por la que anuncia el actor del momento. What else?

Un café en casa nos costará unos 12 céntimos, 39 céntimos si usamos cafetera de cápsulas. Una opción sencilla y barata, comparándola con el 1,50 € de cualquier bar, que ascenderá por encima de 3 € si recurres a la cafetería de moda, donde no te dejarán pasar sin tus gafas de pasta y Mac reglamentarios.

Si eres adicto al té, te recomendamos hacerte con un hervidor eléctrico. Te permitirá calentar el agua en tan solo 3 minutos, ahorrando tiempo, energía y dinero.

foto contenido

Recuerda que están pensados para calentar agua exclusivamente y ojo a modelos con fallos de seguridad.

La cafeína te domina

La cafeína es la gasolina para llegar ileso al final de tu particular rally estudiantil. Dime cómo bebes cafeína y te diré qué tipo de estudiante eres…

  • Café gourmet: el hípster

Siempre va a la última… de hace 50 años. Escucha vinilos, coge apuntes con pluma y hace preguntas en clase que ni él comprende. Es un sibarita y solo toma café gourmet, y si está importado de algún país que ni sabe situar en el mapa, mejor.

Los cafés gourmet se cultivan en ambientes especiales, cosechándose de manera seleccionada para garantizar el mejor sabor y calidad. Por lo general son de la variedad Arábica, aunque existen más de 25 especies.

  • Té: el hippie

Acude en bici a la facultad y coge apuntes en papel reciclado. Antes de ponerse a estudiar, mejorará su concentración con una sesión de yoga y una buena taza de té.

Y es que para gustos, el . Lo tienes de todos los colores: verde, negro, rojo, blanco… Listo para combinar con tu estado de ánimo, es además una fuente de antioxidantes y hay evidencias de que podría reforzar el sistema inmune. Aunque no todos los mitos son ciertos.

  • Café en cápsulas: el tecnológico

Siempre tiene algún cachivache nuevo y por supuesto, toma sus apuntes en su Tablet, concretamente en un modelo aún por inventar. Opta por cafeteras de cápsulas.

Estas son cómodas, limpias y rápidas y además permiten preparar una amplia gama de cafés de gran calidad. Si utilizas agua del grifo, deberás descalcificarlas regularmente para evitar su deterioro.

No te dejes engañar por leyendas urbanas:

  1. Tu cafetera no se resentirá por usar cápsulas compatibles no originales.
  2. Las cápsulas de café no son cancerígenas.
  • Bebidas energéticas de café: el que no ha pisado el aula en todo el curso

Le verás en la cafetería y en cualquier fiesta, pero cuenta la leyenda que nunca ha pisado una clase. Sus apuntes… los ajenos. Para recuperar todo lo que no ha hecho durante el curso necesitará un buen chute de bebidas energéticas a base de cafeína.

Estas incluyen en su composición unas cantidades de cafeína muy superiores, así que si tú también optas por ellas, controla la cantidad de cafeína que ingieres, ya que los excesos son peligrosos.

  • Café italiano: el que no ha superado el Erasmus

Desde que volvió de su Erasmus en Roma no es el mismo. Va a la moda, acude a clase en moto… y coge sus apuntes en italiano, ya que en esta lengua estudia mejor (o eso dice). Está fascinado por el espresso italiano.

En el ritual para su preparación debe prestar atención a cada detalle. Una buena materia prima, la cantidad idónea de agua, la correcta dosificación del café, fuego constante y remover antes de servir son claves para que salga perfecto.

  • Descafeinado: el aplicado

Una especie en peligro de extinción, no se pierde una clase y pasa sus apuntes a limpio semanalmente, subrayando en cuatro colores.

El descafeinado permite disfrutar del café sin sus daños colaterales, como el nerviosismo o el insomnio. Eso sí, los cafés solubles descafeinados son un 10% más caros que con cafeína: hasta 6,22 € por 200 gramos.

Mitos sobre la cafeína

La cafeína es beneficiosa en su justa medida. No obstante, un consumo excesivo entraña riesgos: causa adicción, ansiedad, nerviosismo, insomnio, angustia, taquicardia, temblores…

Calcula si tu consumo de cafeína es preocupante.

Y si después de tantas noches en vela, crees que mereces un largo descanso, elige el mejor colchón.

 

Noticias relacionadas