290x290_calagua¿Cuando te hablan de la dureza del agua piensas en un grifo al que le gusta el heavy-metal?

Entonces no te estás enterando de algo que a ti no te importa…

…pero a tu lavadora y tu lavavajillas sí.

Y mucho.

La dureza del agua no tiene nada que ver ni con Metallica ni con Iron Maiden. Es la cantidad de cal y magnesio que corre por las venas de tu casa.

Cuanta más cal, más heavy metal para tu lavadora y tu lavavajillas.

Tu lavadora prefiere el pop

Tu madre lo dice siempre: “ese no sabe poner ni una lavadora”. Pero es que poner una lavadora no es tan fácil, mamá.

Separar la ropa por colores, descifrar las etiquetas para saber si esa prenda puede lavarse en caliente, fliparlo con la cantidad de programas que puedes elegir (al final pones casi siempre el mismo) y pulsar play, digo ON, encendido, arranque… lo que sea.

Espera, que te has olvidado de echar el detergente. Repasas las instrucciones y dicen que eches un cacito si el agua es blanda y dos si es dura. ¿Y ahora qué haces?

Y tu lavavajillas el rock and roll

Esta parte te la sabes porque lo has visto en mil anuncios: la cal se acumula en el lavavajillas y se lo puede cargar.

Pero tranqui, porque a tu lavavajillas le va la marcha y tiene un descalcificador para darle caña a la cal. Solo no puede, necesita tu ayuda: tienes que decirle cuál es la dureza del agua.

Dime tu provincia y te diré si eres duro

Si quieres saber cuánto es de dura tu agua, solo tienes que echarle un ojo al mapa, que refleja la dureza del agua en las capitales de provincia.

Solo Castellón, Valencia y Baleares son verdadero heavy metal:

mapa