carne_pescado_290x290

¿Qué te gusta más la carne o el pescado? Sobre gustos no hay nada escrito así que eres libre de elegir los dos o incluso hasta de decir que pasas de todo…

Hoy día es habitual encontrar vegetarianos, veganos, crudiveganos, ovo-lácteos-vegetarianos, frugiveristas… todo es respetable y todo es discutible.

Si seguimos nuestro patrón de referencia vemos que hay que consumir con moderación tanto la carne como el pescado, es decir que no pasa nada porque un día o dos, no comas ni carne ni pescado, pero deberían estar presentes en tu dieta semanal.

Y también todo lo contrario, tampoco abuses, porque lo ideal es que al menos comas 100 gramos de carne cuando lo hagas y 3 raciones de pescado a la semana, una de ellas de pescado azul.

Excusas: espinas, mercurio y anisakis

En España ingerimos unos 26 kilos de pescado por habitante al año, kilo arriba, kilo abajo… es una de las cifras más altas de Europa a pesar de que hay muchos que repudian el pescado ya sea por las espinas, por el mercurio o por el tan temible anisakis.

El temor a encontrarse una espina en la boca provoca que muchos lo eliminen de su dieta hasta mínimos insospechados… tanto que el único pescado que comen es el atún en lata (demasiado monótono). Y otros ni siquiera… por el miedo al mercurio.

Nos gustaría dejarlo claro. Los niveles de mercurio que contienen la mayoría de las especies de pescado que consumimos habitualmente no representan un riesgo para la salud humana.

Y qué decir del anisakis… No seas primo e infórmate. En el pescado fresco el parásito está vivo y en las vísceras. Al morir el pez se traslada a los músculos y forma un quiste. Si comemos pescado crudo, poco hecho o marinado aumenta el riesgo al ingerirlo de sufrir sus consecuencias. Así que congélalo (si lo vas a hacer crudo o marinado), fríelo,cuécelo, hazlo a la plancha o pásalo por el horno y lo matarás… ya está. Fin del problema.

Que el anisakis no sea una excusa para no comer pescado ya que es imprescindible para llevar una dieta equilibrada. Es un alimento con muchas proteínas, vitaminas (D, A, B1), minerales (calcio, fósforo) y grasa  cardio saludable (es decir buena para nuestro corazón y nuestras arterias) como el Omega 3 del pescado azul.

patron

¿Por qué pescado azul?

Ya sabrás que decir que los reyes tienen sangre azul es un decir, pues igual pasa con el pescado azul. Se llama así porque se consideran más grasos. En alguna etapa de su ciclo biológico han contado con al menos un 5% de grasa. Los que no llegan nunca a ese nivel se consideran blancos o magros.

Pero esto seguro que ya lo sabías… o deberías saberlo. Igual que saber diferenciar un pescado fresco del que no lo es para que no te timen en la pescadería… Te resumimos los trucos para que te ahorres el máster en frescura. Deben tener los ojos salidos, estar tiesos o firmes, que la agalla la tengan aún roja, la piel brillante y su abdomen completo y brillante. 

¿Te vicia la carne?

La carne puede ser de muchos tipos… pero la que más se consumen en nuestro país es la de vaca, la de cerdo y la de pollo. Aunque también las hay de cordero, de caballo, de conejo, avestruz, ciervo, codorniz, faisán, jabalí, liebre o perdiz.

Comer carne tiene sus ventajas: te aporta proteínas (de las buenas) y hierro (también del bueno), pero también tiene su parte mala y es que muchas veces está asociada a grandes cantidades de grasa. Además consumir más proteínas de las que necesitamos no más del 15% de las necesidades energéticas diarias en un adulto, puede favorecer procesos de esclerosis glomerular renal, sobrecarga en el funcionamiento del hígado u osteoporosis, por pérdida de calcio. Un asco.

Es decir intenta que tu consumo en carne sea moderado. Unos 100 gramos al día es suficiente (y recuerda no todos los días). No pasa nada si un día te zampas un entrecot de medio kilo siempre y cuando reduzcas tu ingesta en carne el resto de la semana.

Pero no todo es proteína, la carne tiene una elevada proporción de agua (entre el 65% y el 80%) de grasa, que puede variar entre el 1% y el 48%, dependiendo del animal del que provenga y de la pieza y contiene también vitaminas y minerales.

Carne, pescado o las dos.

Si quisiéramos saber qué es mejor, si la carne o el pescado, podríamos comparar su aporte nutricional, pero hay empate, deberíamos buscar en las grasas… porque aunque el pescado azul tenga más grasas que un filete de pavo o de ternera estos tienen grasas saturadas no tan buenas como el Omega 3 del pescado. 

Por lo tanto, las grasas saturadas de la carne se convierten en el mejor argumento para decantarse por el pescado, aunque no nos engañemos también hay otras razones, más terrenales que afectan al bolsillo. La carne no es solo más fácil de comprar, sino que es más barata.

Contesta nuestra encuesta

Ahora que lo sabes todo… cuéntanos.

¿Te gusta más la carne o el pescado?

Ver resultados

Loading ... Loading ...

Noticias relacionadas