CaféToma su nombre del café pero también está en el té, la cocacola y muchas bebidas energéticas. Todo es cafeína y todo depende de la dosis. Entre estar a tono y estar desquiciado hay miligramos de diferencia.

Que levante la mano quien no vaya de cafeína: el 93% la consume a diario (según una encuesta de OCU).  

5 milagros cafeínicos

La cafeína es un psicoactivo de sabor amargo que hace magia con el sueño y el cansancio. Está demostrado que puede:

  1. combatir la somnolencia
  2. mejorar el rendimiento físico
  3. aumentar la resistencia
  4. acortar tu tiempo de reacción
  5. retrasar la sensación de fatiga

Y ahora las malas noticias: estos efectos son tremendamente variables y si te pasas de dosis todas las ventajas desaparecen y se transforman en ansiedad, insomnio, dolor de tripa y de cabeza…

Irás también muchas veces al baño, pero es falso que la cafeína ayude a perder peso (digan lo que digan algunos suplementos para adelgazar).

Las bebidas energéticas

Pocas cosas llevan más cafeína que una taza de café, y una de ellas son las bebidas energéticas.  Hablamos de refrescos tipo Red Bull, Monster, Burn

Se anuncian como ideales para aguantar más, asociando su imagen a la aventura en general y a los deportes de riesgo en particular.

Consejo Consumity: estas bebidas no son agua (una sola lata tiene tantas calorías como un cubata de ron) y si te las tomas después de hacer deporte no van a hidratarte sino más bien todo lo contrario. 

La dosis justa: no más de 2 cafés

Solo tú puedes saber qué cantidad de cafeína te viene bien y cuándo te pasas de rosca.

Cada persona es un mundo, pero la frontera suele fijarse en los 300 miligramos al día. A partir de aquí puedes estar pasándote de la raya.

Esta calculadora te ayuda a saber cuánto estás tomando exactamente

Solo una bebida energética tipo Monster (145 miligramos de cafeína por lata) supera a una taza de café (128 miligramos) 

Cafeína