Azúcar

La glucosa no es mala. Al revés: es la gasolina de tus músculos y neuronas. El problema es creer que solo puedes encontrarla en el azúcar y dedicarte a los excesos dulces de la vida.

En muchas de las cosas que comes y bebes hay más azúcar del que sospechas. Tú no lo sabes, pero tu cuerpo sí.

Glucosa no es solo azúcar

Tu cuerpo puede conseguir la glucosa que necesita del azúcar de toda la vida (sacarosa), pero también del almidón de cereales/legumbres, de la lactosa de la leche, de la fructosa de frutas y verduras…

En un mundo (dietético) ideal, el azúcar puro y duro no debería suponer más del 5% de las calorías que comes y bebes. O lo que es lo mismo: 25 gramos. O lo que es lo mismo: menos de 6 cucharadas de azúcar al día.

Gasta tus 6 cucharadas con sabiduría

Vale, tienes 6 cucharadas (de postre y al ras) para repartir. Seis cucharadas para el azúcar que echas en cafés, infusiones o yogures.

Consejo Consumity: cuidado con los refrescos. Con una sola cocacola ya has tomado más azúcar del que deberías tomar en todo el día.

Pero esas mismas 6 cucharadas son para todo lo que lleva azúcar: bollería, chocolate, refrescos… ¿Cuánto azúcar se esconde ahí?

Aquí tienes la respuesta: solo te falta cuadrar las cuentas

AZUCAR