KebabUn poco de ternera, un mucho de pollo, una pizca de contaminación fecal, premio sorpresa en forma de carne de caballo o de pavo…

Esto es lo que hemos encontrado tras analizar en laboratorio 25 kebabs comprados en diferentes lugares de Madrid.

Entre lo que pides y lo que te tragas hay un abismo.

Vas a decir que te da igual, que no te importa, que ya lo sabías. ¿Qué se podía esperar de un kebab? Antes de decir todo eso, mira lo que te estás comiendo:

Una carne diferente a la que pediste

Aunque la muestra es limitada (25 kebabs en 25 establecimientos de Madrid), nuestro análisis arroja este dato:

  • Si pides un kebab de ternera es muy probable que te pongan carne de otros animales.

Solo en 1 de los 25 kebabs había únicamente carne de ternera. El resto tenía más o menos cantidad de pollo, caballo o pavo. En 6 de ellos la mayoría de la carne era pollo. Puedes consultar aquí los resultados exactos.

¿Qué hay de malo en esto? Bueno, para empezar has pedido una cosa y te sirven otra. Si pagas por un cubata y te ponen una caña, ¿te quedarías tan tranquilo?

Por otro lado, estos análisis funcionan así: al laboratorio tienes que decirle las carnes que quieres buscar. Es decir: solo hemos encontrado lo que hemos buscado, pero podría haber más (también buscamos cerdo… y no había nada).

Contaminación fecal

El 44% de los kebabs tenía cantidades elevadas de bacterias coliformes, lo que indica contaminación fecal por lavarse mal las manos o no limpiar los vegetales que van en el kebab.

La higiene es una de las asignaturas pendientes de estos lugares. En ninguno de los 25 que visitamos los cocineros usaban gorro o guantes.

Hueso y tendones

En el análisis de laboratorio hemos encontrado altos niveles de calcio, lo que indica que se ha rebañado el hueso a fondo (arrancando algún pedacito). Esto se hace para aprovechar toda la carne (una vez agotados los cortes “buenos”).

La carne del 36% de los kebabs llevaba más tendones y fibras de las deseables (más del 15% de la proteína total).

Bomba calórica

Un kebab con patatas y refresco te da tres cuartas partes de la energía que necesitas para pasar todo un día:

KEBABSPIN