Community-04.04.17_290x290¿Llega la renta? ¿Otra vez? ¿Ya ha pasado un año? Pues sí, y lo que toca es reunir papeles y recordar lo que hiciste el último año.

Si has hecho los deberes lo tendrás todo guardadito en una carpeta, y si no, te tocará hacer memoria y correr mirando el calendario.

Tienes tiempo hasta el 30 de junio que es cuando acaba la campaña, aunque si te toca a pagar y quieres domiciliarlo el tope es el 26 de junio. Que no te pille el toro este año.

 

Cuándo NO estás obligado a presentar la declaración

  • Si ganaste como mucho 22.000 euros anuales de un solo pagador o bien de varios pagadores, siempre que (dejando aparte al que más te pagara), los demás no te pagaron entre todos más de 1.500 euros.
  • Si obtuviste rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que en total no superaran los 1.000 euros, y pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

Pero, aunque no estés obligado, te recomendamos que la hagas, ya que si te sale a devolver puedes recuperar los pagos a cuenta que hayas podido efectuar.

Mira con lupa los datos del borrador

Nuestro primer consejo es que revises todos y cada uno de los puntos del borrador, tengas obligación o no de presentar la declaración. No es definitivo y puede que tenga errores. No te fíes porque los borradores se elaboran exclusivamente con los datos que Hacienda tiene en su poder, y muchas veces no están completos o incluso tiene errores. Puede darse el caso de que pagues más de lo que deberías o todo lo contrario. Pero, debes saber que aunque vaya en contra de Hacienda y los datos te beneficien, al final puede causarte un problema, ya que si finalmente confirmas el borrador con errores, siempre podrán realizarte una comprobación y enviarte una paralela.

Errores habituales

Entre los errores más frecuentes que presentan los borradores está ignorar el cambio de circunstancias personales (si te has mudado, te has casado o has tenido un hijo…) el pago de cuotas sindicales o colegiales, el pago de la hipoteca de la vivienda habitual del ex cónyuge y los hijos, el pago de pensiones de alimentos, los datos relacionados con los inmuebles, las donaciones realizadas o deducciones a las que tengas derecho, entre ellas las de alquiler o las de tu comunidad autónoma. También es frecuente delimitar mal las rentas propias (por ejemplo, no indicando el porcentaje de titularidad en una cuenta corriente compartida).

renta

Renta WEB para todos: la novedad

Este año desaparece el programa PADRE y tendrás que confeccionar la declaración directamente online a través de la plataforma Renta WEB. Pueden utilizarla todos los contribuyentes, incluso los que obtengan rentas procedentes de actividades económicas, que el año pasado no podían.

Para acceder a la plataforma Renta Web puedes usar DNI electrónico, certificado digital, el sistema [email protected] o el número de referencia que te remitirá la Agencia Tributaria por SMS (si facilitaste tu número de móvil en la anterior declaración).

Si quieres presentar la declaración cuanto antes, no dispones de [email protected] ni certificado digital y no has recibido el SMS, puedes solicitar el número de referencia en la página web de la Agencia Tributaria, indicando el NIF, el importe de la casilla 440 de la declaración del 2015 y el número de teléfono móvil en el que se deseas recibir el SMS. Una vez identificado, podrás acceder a tu borrador de la declaración con tus datos personales y fiscales ya incorporados.