Nomina

Entra en tu cuenta corriente y sales a celebrarlo como si no hubiese mañana.

Te sientes estupendo y das las gracias por no ser uno de los más de 5 millones de parados.

Es ese momentazo en que tu economía se alivia, los pajaritos cantan y las nubes se levantan.

Pero después del subidón te conviene reflexionar. Te estás ganando lo que te pagan y tu nómina tiene más chicha de la que parece. Si pasas del tema, tú serás el único perjudicado.

No dejes que la empresa te tome el pelo. ¡Interésate por tu nómina!

nómina modificada

 Lo que te dan

1. Salario base: como mínimo lo que marca tu convenio para tu categoría profesional (que también figura en la nómina).

2. Antigüedad: trienios, quinquenios… se incrementa cada cierto número de años y supone un porcentaje de tu salario base.

3. Complementos: plus absorbible, complemento a cuenta del convenio, mejoras voluntarias… Complementan tu salario base pero, a diferencia de este, la empresa puede aumentarlos, reducirlos o incluso suprimirlos casi a su antojo.

Por ejemplo: si el convenio obliga a subir el sueldo base, la empresa puede reducirte alguno de estos complementos para que al final sigas cobrando lo mismo de siempre.

4. Pagos en especietickets restaurante, seguro médico, cheques guardería… No pueden superar el 30% de todo lo que cobras. Cotizan a la seguridad social pero están exentos de IRPF.

Lo que te quitan

5. Deducciones: lo que te pagan pero jamás llega a tu cuenta corriente.

  • Impuestos (IRPF): un porcentaje de tu remuneración (salario base + antigüedad + complementos) que crece a medida que cobras más y que también varía según el número de hijos. Por eso puede pasar que te suban el sueldo pero sigas cobrando lo mismo (o incluso menos). Comprueba si te lo están aplicando bien. En nuestro ejemplo: el 12% de 1840,75€ = 220,89€
  • Seguridad Social: es la “cuota” que vas pagando por si algún día te toca cobrar el paro, para cuando te jubiles… En nuestro ejemplo: es 116,71€ de contingencias comunes + 38€ de desempleo y formación = 154,72€.

Tu salario total

6. Salario neto mensual: después de impuestos, es decir, lo que realmente llega a tu bolsillo.

7. Salario bruto anual: sale de multiplicar  por 12 el TOTAL, que es la suma de la remuneración, más la prorrata pagas extra, más la remuneración en especie. En nuestro ejemplo: (1.840,75€ + 247,50€ + 395€) x 12.

Es una cifra importante por varias razones:

La nómina de enero

La de enero es la nómina que te dice si te han subido, bajado o congelado el sueldo.

Consejo Consumity: debes comparar el salario bruto anual según los datos de la nómina de enero con el salario bruto anual que tenías el año anterior. Así sabrás si te has quedado igual o has mejorado/empeorado.