+Community-Propuesta-(12.04)_290x290Religiosos o no, los españoles somos devotos de la Semana Santa.

Y lo cierto es que no es imprescindible liarse a latigazos expiatorios ni sudar la gota gorda cargando figuras sacras para disfrutarla. Para algunos, esta festividad de origen religioso es solo un aperitivo del verano.

Si tienes tiempo y te sobran ganas, no te quedes en casa. El dinero ya no es un limitativo importante a la hora de viajar.

El turismo colaborativo es la llave de tus vacaciones.

Ahorra sin ahorrarte las vacaciones

Aunque palabras como carpooling o couchsurfing todavía te suenen a chino, te avisamos de que pronto van a pasar a ser imprescindibles en tu vocabulario. Si quieres pasar unos días en otra ciudad sin gastarte más de lo que gastarías quedándote en casa, mete en la mochila todos nuestros consejos.

On the road

Si no dispones de coche propio y viajar en avión, tren o autobús queda fuera de tu presupuesto, déjanos que te presentemos el carpooling. Desde hace años algunas plataformas como Amovens o Blablacar ponen en contacto a particulares que van a realizar el mismo trayecto para compartir gastos, bajo la filosofía de que si dos personas van a realizar el mismo trayecto, ¿por qué utilizar dos coches? Además de la ventaja ambiental que implica llevar el coche lo más lleno posible, el carpooling está ideado para para dividir los gastos entre los pasajeros. Aunque el conductor es el que fija el precio en ambas opciones, Blablacar impone un tope dependiendo del trayecto.

  • Amovens: Tiene la ventaja de que no cobra gastos de gestión y tampoco cobra por cancelación a ninguna de las partes.
  • Blablacar: Cuenta con una póliza extra de asistencia en viajes y accidentes. Cobra por cancelación, lo que puede aportar un extra de seguridad de que no te van a dejar tirado.

Utilizando estas plataformas para desplazarte, además de ganar en flexibilidad horaria y posibilidades de socialización (hablando claro: evitarás madrugones, podrás ser recogido en tu barrio y, con un poco de suerte, hasta puede que ligues), obtendrás precios tan económicos que superan los del autobús. Solo podrás viajar más barato si decides ir caminando.

 

foto 1 its free

Que encontrar alojamiento no te quite el sueño

Si quieres vivir la ciudad como un auténtico local, dormir en una habitación o un apartamento particular puede ser tu opción.

  • La vía más económica para el viajero colaborativo es el Couchsurfing, la red social que conecta a viajeros con anfitriones dispuestos a ceder una cama o un sofá en su casa gratuitamente y durante cortos periodos de tiempo. La vida nómada y hippie con tecnología 2.0.
  • Si tu estancia en la ciudad no es tan fugaz o si la opción anterior no te convence, existen otras alternativas. ¿Buscas habitación cerca de la Torre Eiffel con auténtico sabor parisino? Si el aire impersonal de los hoteles no es lo tuyo, pero tienes presupuesto limitado, plataformas de alquiler entre particulares como Airbnb, Home Away o Rentalia pueden ser tu salvación
  • Otra opción, menos atractiva para los mochileros en busca de aventuras, es el intercambio de casas. Para ello, existen páginas como Intervac, IntercambioCasas, HomeLink o Knok. Aquí los perfiles más habituales son el de familia y el de jubilado y normalmente se acuerda vivir gratuitamente en la casa de otra parte durante un periodo determinado. Aunque el viajar no tiene edad, ser joven y tener una casa en propiedad en tiempos de la modernidad líquida, es casi ciencia ficción. Si no tienes casa propia, esta modalidad no encajará contigo, ya que se basa en la reciprocidad y los papeles de huésped y anfitrión son intercambiables.

Sobre el terreno

Como turista, aunque seguramente prefieres que te llamemos mochilero, viajero o ciudadano del mundo, también tienes opciones de ahorro a tu alcance durante tu estancia:

  • Si las dimensiones de la ciudad lo permiten, haz de tus pies tu medio de transporte habitual. Te permitirá empaparte de cada uno de sus rincones y mantenerte en forma, además, si eliges un buen calzado evitarás llevarte ampollas como recuerdo.
  • Organiza tu viaje y no te pierdas ninguno de tus imprescindibles utilizando como GPS alguna app gratuita como Google Maps, Here Maps o Waze. Descárgate mapas parciales y podrás navegar sin consumir datos.
  • Entérate de si los museos de la ciudad cuentan con algún día o franja horaria de visita gratuita. Además, no olvides preguntar si tienes derecho a descuentos en caso de pertenecer a algún colectivo como estudiantes o desempleados.
  • Además, si necesitas algo más que bocatas de chopped para sobrevivir, te recomendamos probar los puestecitos callejeros, una opción diferente y económica para hacer tus comidas. También, si te animas, tienes la opción de cocinar en el apartamento donde te alojes. Por menos de 2 € por comensal te proponemos multitud de recetas ricas y saludables.

Estamos convencidos de que con nuestra guía para viajar sin un duro volverás de tu viaje sin palabras y sin aliento… pero nunca sin dinero. 

foto 2 cerdo maleta

Consejo Consumity: El consumo colaborativo, dentro del que se engloban el carpooling o couchsurfing, se basa en las relaciones de confianza. No todo es siempre lo que parece y para evitar decepciones innecesarias te recomendamos que utilices los filtros disponibles, de manera que los resultados propuestos por la app se ajusten lo máximo posible a tus deseos y te animamos, sobre todo, a que chequees siempre los comentarios y valoraciones de otros usuarios y a que dejes tus propias valoraciones para ayudar a otros viajeros.

Noticias relacionadas