coche 2¿Cuánto te gusta tu coche? Eres de los que dormirías en él, te lo subirías a casa… o eres de los que no te importa dejarlo mal aparcado, sucio y con un ambientador de pino gastado y roído por el sol. Te advierto que si eres de [email protected] tendrás menos posibilidades de ligar, entre otras consecuencias puede que más graves, o no según tus prioridades.

Sea como sea, te recomendamos que el coche lo tengas siempre en perfecto estado para la conducción, con la itv y las revisiones de mantenimiento pasadas, las pegatinas medioambientales puestas, (si las tuvieras), y por supuesto estar al día en el seguro.

Al menos, ahorrar en gasolina

Sí, tener un coche es un gasto, pero si es un gasto que pagas “con gusto” qué menos que pagar algo menos… ¿verdad? Por ejemplo de gasolina. Esa opción la tienes apuntándote a la III Compra Colectiva de OCU, en la que podrás conseguir ¡¡un ahorro seguro de al menos 7 céntimos/litro!! Mmmm interesante.

Su funcionamiento es bien sencillo. Primero te tienes que apuntar, desde luego que cuantos más se apunten mejor. Así que díselo a tu pareja, a tu prima, al vecino, al portero… Y con todos aquellos que se apunten bajo el brazo OCU negociará con las gasolineras y conseguirá el mejor precio para ti y para todos los demás que SE HAYAN APUNTADO.  Básicamente les dirán… “Si me bajas el precio del carburante los miles de personas que ESTÁN APUNTADAS vendrán a TUS gasolineras a comprar TU gasolina”. 

¿Suena convincente? Pues eso harán. Así que apúntate en  www.quieropagarmenosgasolina.org y consigue un ahorro seguro de 7 céntimos/litro (o más). Todos saldremos ganando. Una vez que se acabe el plazo, el 20 junio (después ya no te podrás apuntar) y después de que OCU consiga el mejor y menor precio, se pondrá en contacto contigo vía mail con los pasos a seguir… ¡Chupao!

Qué le pasa a mi coche

Por supuesto que el coche merece también otro tipo de mimos. Por ejemplo de puesta a punto que consiste básicamente en llevarlo a un taller de confianza con la periodicidad que aconseje el fabricante en su libro de mantenimiento, aunque si no lo sabes una buena referencia es llevar el coche al taller cada 2 años o cada 20.000 km. Harán una revisión general, cambiarán el aceite, los filtros y todos los elementos que haya que sustituir debido al uso. Una puesta a punto no es una cura total, pero cuando se hace regularmente, puede prevenir una serie de problemas mucho más costosos.

Otro tema aparte e importante son los neumáticos. Piensa que las ruedas están sometidas a un desgaste constante al estar pegados al firme. Y un neumático desgastado conlleva un mayor riesgo de pinchazos, sufrir acquaplaning, tener menor estabilidad durante la conducción y generar problemas en el frenado. El límite de desgaste es de 1,6 mm de goma en cualquier punto de la banda de rodadura. No hace falta que midas con precisión si el dibujo tiene más de 1,6 mm o no, ya que los neumáticos disponen de unos testigos de degaste. Cuando el dibujo llegue a ellos, será el momento de cambiarlos. Atento a esto porque si lo supera te puede caer una multa de 135 euros e incluso hasta que te inmovilicen el coche.

Dicho esto, ¿hace cuánto que no los miras detenidamente? ¿Qué neumáticos necesitas? Llevar las ruedas correctas y con la presión adecuada es una garantía de seguridad y de ahorro. Unos neumáticos con una mala presión gastarán más combustible… ¿Por qué? Porque aumenta la resistencia a la rodadura, y obligará al motor a gastar más combustible para mantener la misma velocidad. Física pura.

Así que acabamos como empezamos www.quieropagarmenosgasolina.org