290x290_comercialesUna llamada al telefonillo cuando no has pedido pizza ni esperas a nadie es siempre una mala noticia. Créenos. Al otro lado solo encontrarás al cartero comercial que profanará tu buzón con propaganda de cerrajeros 24 horas, a dos testigos de Jehová dispuestos a quedarse a vivir en su casa hasta captarte o, el más temido en esta época del año, un comercial de gas y de luz.

Igual que no llevarías a un ladrón ante tu caja fuerte, nunca enseñes tu factura a un comercial…

Es una estratagema habitual para cambiarte de compañía sin tu consentimiento.

Vamos a contar mentiras, tralará

Los argumentos de los comerciales para conseguir la ansiada comisión a tu costa son cambiantes e imaginativos. Cuando un anzuelo funciona, rápidamente se propaga como argumento de venta. ¡No piques! Te mostramos las mentiras que más se llevan esta temporada otoño-invierno…

  1. Somos de los tuyos

Como si de aficionados futboleros se tratara, alegan ser de tu compañía, pero no te fíes: generalmente son de otra empresa o de una del mismo grupo y lo que realmente quieren es hacerte el lío y que dejes el mercado regulado y te pases al libre.

OCU ha denunciado que la confusión provocada por las propias compañías facilita este engaño.

  1. No más “peajes”

A diferencia de los de la carretera, no habrá Google Maps que te permita esquivar estos peajes. Seas de la compañía que seas. Eso sí, en el mercado regulado la factura debe desglosar ese importe y en el libre estará camuflado.

  1. Patriotismo regional

Atacan a tu compañía por tener sede en otra comunidad autónoma: “Su dinero se lo llevan allí y podría quedarse aquí”. O dicen que pagas un plus por transportar la electricidad hasta tu casa.

¡Mec! Falso: los peajes de acceso incluyen transporte y son iguales en todo el país y para todas las compañías.

  1. Errores en la factura

Es habitual que el comercial se presente diciendo que son de tu compañía y están comprobando si te aplican correctamente los descuentos. Ninguna compañía va a enviar comerciales para revisar facturas que ellos mismo emiten.

5. Verificar el nuevo contador

Si la distribuidora está instalando los contadores digitales en una zona, lo utilizan como argumento para ganarse tu confianza.

Para darles un zasca pregúntales qué pinta la comercializadora cuando es la distribuidora la encargada de instalarlos. Probablemente huyan haciendo la croqueta.

  1. ¡Chollazo!

Los descuentos de los que no paran de hablar nunca son papel mojado si se aplican sobre unas tarifas muy elevadas o si tienen una duración muy corta. Desconfía de los descuentos sin comparar antes sobre qué precios se aplican.

  1. Precio fijo garantizado

La tarifa regulada de electricidad (PVPC) ofrece un precio del kWh que cambiará cada hora. Esto es utilizado por los comerciales para ofrecer tarifas con la promesa de un precio fijo.

La realidad es que siempre incluyen cláusulas que revisan automáticamente el precio debido a los peajes que regula el Ministerio, y en ocasiones también por el IPC… Lo único fijo será tu cara de [email protected] al comprobarlo.

  1. Tu tarifa en peligro de extinción

Cuando la tarifa regulada sufre algún cambio (de nombre, condiciones, una regularización…) mienten diciendo que va a desaparecer y que te interesa salir al mercado libre. ¿Crees que si realmente te interesara emplearían tanta energía en convencerte?

  1. ¿Pero qué precio?

Hablarán de todo menos del precio de lo que estás contratando. Desconfía… en ningún sector aceptaríamos una oferta sin conocer el precio exacto para poder compararlo con nuestra actual tarifa o con otras alternativas.

  1. Extras de “regalo”

No te lo van a decir, pero contratar con ellos implica que te cuelan de penalti servicios adicionales que te saldrán caros, como el de mantenimiento de calderas, o de la instalación eléctrica que no es obligatorio y que podrías contratar con quién quieras.

Si no te enteras, ellos ganan

Hazte fuerte con nuestros consejos y aprende a detectar comerciales que mienten más que Pinocho y tu ex [email protected]:

  • No firmes nada impulsivamente ¡Revisa bien el contrato y compara precios!
  • No permitas que un desconocido examine tus facturas: eso facilita las contrataciones fraudulentas.
  • Haz de nuestra guía “No en mi puertatu libro de cabecera para la próxima visita inesperada.
  • Recuerda que nuestro comparador de tarifas no trabaja para ninguna compañía y no va a mentirte sobre la tarifa que más te conviene.

¡Y dale un portazo a los fraudes!